¿Es Tor legal o ilegal? Posibles consecuencias de usarlo

Jorge Felix  - Cybersecurity Expert
Última actualización: Enero 19, 2024
Tiempo de lectura: 12 minutos
Share

Averigua en este artículo si el célebre navegador Tor es legal y seguro de usar, además de otras precauciones que deberías de adoptar al usar esta poderosa herramienta de privacidad y navegación.

Hay un mundo de opiniones relativas al uso del navegador Tor y su legalidad. Aunque no cabe duda de que agrega una capa de privacidad y anonimato, sus usuarios podrían verse victimizados por ciertas consecuencias de usarlo. Quédate con nosotros mientras exploramos las complejidades de la red Tor, su navegador y aplicaciones y te explicamos cómo usarlo con toda seguridad.

Empecemos por el principio. El navegador Tor es una herramienta especilizada de navegación por la web que está diseñado para proporcionar privacidad y anonimato en línea. El nombre de “Tor” viene de “The Onion Router.” Tal vez la prestación más distintiva de este navegador es que permite que sus usuarios tengan acceso a la “red oscura” (dark web) en la que pueden ver sitios web que no están indiciados por los motores de búsqueda convencionales.

Otra excelente razón para preferir el navegador Tor está en que protege al usuario de la vigilancia y el rastreo digital, porque redirige el tráfico de internet a través de una red de servidores dispersos por el mundo, y cifra todo el intercambio de datos en varias capas, como una cebolla (de ahí el nombre)

Naturalmente que han surgido diversas preguntas en lo que se refiere a las implicaciones legales y de seguridad del navegador Tor, particularmente por que confiere acceso a los rincones más oscuros y escondidos del internet. Y los usuarios podrían resultar jurídicamente responsables por usar el navegador para actividades ilegítimas.

¿Qué es Tor?

Imagínate la versión de un navegador de web que usarían James Bond o George Smiley. Eso es exactamente lo que es el navegador Tor. Está compuesto también por una red de privacidad de código abierto que realza el acceso privado al internet. La red digital usa protocolos avanzados de cifrado para asegurar que sus miembros gocen de la privacidad y anonimato mejores según las posibilidades de la tecnología actual. Protege las comunicaciones del usuario con su enfoque cebollesco de implantar muchas capas a cada interacción.