¿Qué es la web oscura? ¿Cómo usarla sin riesgos?Guía completa

Jorge Felix Última actualización: Febrero 6, 2023 Tiempo de lectura: 28 minutos Información

¿Desea tener una sólida seguridad en la web oscura? Esta guía le dice todo lo que hay que saber sobre la red oscura y cómo acceder a la web profunda y a la web oscura de forma segura.

Un vistazo a la seguridad de la dark web

La web oscura, el subconjunto de la web profunda, es el contenido en línea intencionalmente oculto que los motores de búsqueda regulares no indexan. En consecuencia, es inaccesible a través de navegadores estándar y requiere herramientas específicas como el navegador TOR para acceder a él. A pesar de tener algunos aspectos positivos, sirve principalmente como paraíso para las mentes criminales. Por ejemplo, aloja sitios web ilegales y facilita la venta/compra de sustancias químicas y drogas prohibidas, armas, datos robados y otro material inapropiado. Por lo tanto, es extremadamente arriesgado acceder a contenido en la dark web. Por lo tanto, los métodos de seguridad preventivos son cruciales para garantizar una navegación web oscura segura y anónima.

La web oscura es el subconjunto de páginas web escondidas intencionalmente del público en general y de los motores de búsqueda, que no incluyen resultados que enlacen a páginas “oscuras.” Luego es inevitable que es imposible aproximarse a este sector del internet usando los navegadores estándar. Para esto necesitamos herramientas como el Navegador Cebolla (Tor).

A pesar de que la web oscura incluye mucho contenido constructivo, le debe su fama sobre todo a su reputación como paraíso de las actividades criminales. Por ejemplo, hospeda diversos sitios web ilegales y puede facilitar el comercio de quiḿicos y drogas prohibidas, armas, datos robados, y otros materiales cuestionables. Así que no es ninguna sorpresa que el acceso a los contenidos de la red oscura involucra ciertos riesgos. Por eso es que las medidas de seguridad preventiva son fundamentales para asegurar la navegación en esta parte del internet sin incurrir en riesgos para la seguridad.

¿Crees que ya lo sabes todo acerca del internet? Probablemente sí, es un vicio común. Pero ¿qué tanto sabes de las maravillas oscuras del mismo internet? Probablemente por eso es que te hayas encontrado en esta página.

El internet es tan extenso que explorarlo completo podría llevar una vida entera, un poco como la vida misma. De hecho, si pudieras completar la tarea solamente hasta la mitad, la porción “explorada” hasta ese momento habría cambiado tanto que tendrías que iniciar desde el principio.

La información que puedes ver y usar cotidianamente en tus actividades diarias en internet no es más que la punta del iceberg de internet. Es un dato consabido, pero ¿cuántos usuarios tienen el dato bien asimilado y comprendido?

Según varios estudios, el internet oscuro es tan extenso que es imposible determinar el número de sitios que lo componen, o cuántos sitios hay activos en un momento dado.

La web oscura fue alguna vez el dominio exclusivo de hackers, fuerzas especiales, agencias de inteligencia y criminales. Pero la propagación y divulgación de muchas tecnologías que antes eran arcanas, como el cifrado y otras herramientas de anonimidad (Tor, VPNs) hacen que, ahora, cualquier usuario pueda entrar a las regiones más opacas si así lo desea.

¿Así que tienes el antojo de entrar en la web oscura? Seguramente tendrás tus razones. Sean las que sean, tendrás que aprender primero cómo usarla sin arriesgar tu seguridad, privacidad o anonimato.

¿Qué es la web oscura? ¿Cómo funciona?

Pero bueno ¿y qué es la mentada “web oscura” de todas formas?

Iniciemos apuntando al hecho de que todo lo que típicamente puedes ver del internet corresponde aproximadamente al 4% del total que hay disponible. 

¿Y dónde quedó todo lo demás? Está en la “web profunda”.

Y la web profunda tampoco es ningún misterio. Se trata, simplemente, de páginas de web que no están en los índices de los motores de búsqueda normales. Por tal motivo, llegar a tales lugares requiere de herramientas como Freenet, I2P o el famosísimo The Onion Router (Tor).

Pero mucha gente tiende a confundir la web profunda con la red oscura, que es una identificación tan errónea como desafortunada (explicaremos las diferencias con detalle más adelante).

Muchos registros, archivos de información y documentos de los gobiernos están en la web profunda porque no están destinados para el consumo del público. Sin embargo, siguen estando conectados de alguna forma con el internet regular, como parte del ecosistema que luego incluye también a los elementos de la web que sí están visibles desde la superficie.

La web profunda suele funcionar desde diversas redes de servidores privados que permiten conexiones y comunicaciones con ciertos actores específicos solamente. De esta forma habilita un grado de anonimato superlativo y hace que hasta las autoridades gubernamentales tengan serios problemas para atacarla. Y eso, a su vez, explica por qué tantas actividades ilegales ocurren en la web oscura que es, a su vez, un subconjunto de la web profunda.

Si bien la red oscura le debe su fama a la facilitación de muchas actividades ilegales, también es un santuario de seguridad para activistas, periodistas de investigación, y otras personas que requieren ocultar su identidad por razones de seguridad.

La diferencia entre las webs oscura y profunda

La web profunda es una porción del internet que los motores de búsqueda ignoran. Incluye contenidos como registros de usuarios, bases de datos, registros de empleados, archivos gubernamentales, detalles bancarios y otros tipos de datos semejantes.

La web oscura, por su parte, es una porción de la red profunda que, además de estar ausente de los motores de búsqueda, forma parte de un nicho de actividades cuya legalidad es, en el mejor de los casos, gris –-aunque en ciertos casos es francamente negra.